BIODANZA EN FAMILIA

LUNES 2 de abril en el EPLE’18

Miren y Angie nos ofrecen esta sesión de Biodanza.

Biodanza para los niños es una actividad esencial desde el punto de vista cognitivo, emocional y motor.

A menudo pensamos que estos tres factores son aspectos independientes, pero en realidad se entrelazan, y es esta interacción la que tendremos como resultado de nuestra forma de ser en el mundo.

Cada niño tiene el reto de la expresión de su singularidad. Los ejercicios de Biodanza desarrollan una mayor conciencia del cuerpo y el movimiento, la base para el desarrollo y la autoestima. Por otro lado, en Biodanza se promueve la capacidad de interactuar de forma segura y respetar a los demás, lo que facilita el proceso de integración en grupos y formar amistades.

Todos estos factores tienen un impacto directo en la salud mental y el desarrollo cognitivo de los niños lo que facilita una mayor adaptación al medio y fomenta el interés por el aprendizaje a través de la curiosidad y el placer de descubrir el mundo.

Este proceso actúa directamente sobre la plasticidad neuronal, estimulando la creación de nuevas redes.

Tanto los niños que practican Biodanza como los adultos, desarrollan una mejor capacidad de percepción de uno mismo en relación con las otras personas y el mundo. De esta manera tienen respuestas más creativas e innovadoras, manteniendo al mismo tiempo la reciprocidad con el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *